Tomàs Cusiné

Pl. Sant Sebastià 13, El VIlosell, 25457 - (Lleida)

973 176 029

Si

Con la idea de elaborar vinos con carácter, capaces de reflejar la expresión de una tierra, y con el reto de implantar una filosofía propia de alguien con grandes inquietudes y pretensiones, Tomàs Cusiné decidió con la vendimia 2003, emprender un nuevo proyecto vitivinícola en el que poder volcar toda su pasión y conocimientos. Su amplia experiencia en la Denominación de Origen Costers del Segre, y la garantía de futuro que le otorgan sus viñas le han permitido crear vinos de alta personalidad y elegancia, que marcan el inicio de un proyecto en el que deposita grandes esperanzas y ambiciones, y que tiene como objetivo el año 2013 para consolidarse como una bodega de prestigio.

La bodega se encuentra en el pueblo de El Vilosell, en la comarca de Las Garrigas, provincia de Lleida, dentro de la Denominación de Origen Costers del Segre. Sus instalaciones cuentan con los medios tecnológicos necesarios para tratar a sus vinos de acuerdo a la filosofía del proyecto.

La finca se encuentra situada en la cara norte de la Sierra de La Llena, lindando por el sur con la provincia de Tarragona y las comarcas de Conca de Barbera y Priorato, a una altitud entre 700 y 740 metros sobre el nivel del mar.

La mayoría de las parcelas se sitúan en pendientes con diferentes exposiciones y tipos de suelos, predominando la orientación norte-oeste. Suelos calcáreos, con diversas cantidades de gravas y de estructura franca y franco-limosa, con buena permeabilidad y frescura.

Un clima suave de gran contraste térmico día-noche y una pluviometría entre 380 y 600 mm. garantizan una maduración lenta, con vendimias tardías que aportan unos taninos suaves y una gran intensidad colorante.

En los últimos años, se han plantado 29 hectáreas de las variedades cabernet sauvignon, merlot, syrah, cabernet franco, garnacha, cariñena, marselan, chardonnay, sauvignon blanco...

Además de la vendimia de sus fincas, se adquieren uvas de viticultores de la zona, dirigidos y asesorados desde la bodega.

La dedicación al viñedo -las 5.000 cepas por hectárea, los esfuerzos destinados a su perfecto diseño y plantación, la formación con palos de acacia, junto con la conservación de elementos arquitectónicos de la tradición rural y el cuidado del paisaje- hace de la finca un modelo que destila la filosofía de la bodega.

La entrada en producción de viñas propias garantiza, por las grandes características, un incremento constante en el nivel de los vinos.

Tomàs Cusiné opta por conseguir índices de maduración que mantengan un equilibrio entre la carga fenólica y la acidez, evitando la sobre maduración y una excesiva extracción tánica, para conseguir así vinos más elegantes, complejos, frescos y de larga duración.

Las uvas vendimiadas en cajas de 200 quilos, se refrigeran antes de pasarlas por la cinta de selección para hacer una pre maceración en frío, con la intención de mantener la riqueza en fruta y el frescor de la vendimia. Después pasan a la fermentación lenta y constante a baja temperatura.

Una vez traspasados, los vinos realizan la fermentación malo láctica y la posterior crianza en botas de roble francés de grano fino de 225 litros, escogidas entre los mejores boteros, como François Frères, Nadalie, Seguin Moreau, Demptos, Sylvain, Boutes...

Vinos Tomàs Cusiné