MEDALLA DE BRONCE PARA FINCA SIÓS

El vino Finca Siós 2014 ha sido premiado con una medalla de Bronce en el concurso internacional de vinos Garnachas del Mundo

La 5ª edición del concurso Garnachas del Mundo celebrado del 10 al 12 de febrero en el Alguero, Cerdeña (Italia) ha galardonado con una medalla de bronce el vino Finca Siós 2014 de la DO Costers del Segre. Este vino está elaborado con la variedad garnacha tinta por la bodega Costers del Sió de Balaguer.
El certamen está organizado por el Consejo Interprofesional de los Vinos de Rosselló con el objetivo de prestigiar la garnacha en la lista de las variedades internacionales, y está abierto a todas las categorías de vinos (tranquilos, fortificados, espumosos, vinos dulces naturales, vinos de licor, etc.).

En total se han otorgado 213 medallas: 104 Medallas de Oro, 87 Medallas de Plata y 22 Medallas de Bronce, de las cuales 108 han sido para España y 37 de ellas para Cataluña.
La garnacha es una variedad de origen español (Aragón o Cataluña) que se implantó muy rápidamente en los viñedos del Mediterráneo. Se trata de la uva más presente en el mundo con cerca de 200.000 hectáreas plantadas de las cuales 100.000 hectáreas se encuentran en España, el resto en Francia, Portugal, Italia (Cerdeña), Grecia, Méjico, África del Sur, California (región de Chaparral), en Chile (al sur de Santiago), Australia (en la zona de Perth), etc.
La próxima edición del concurso se celebrará en Cataluña, tal y como anunció la Consejera de Agricultura de la Generalitat, Meritxell Serret desde el Alguero. Así, en abril de 2018, la Terra Alta serà sede oficial de éste certamen.

Finca Siós 2014 es un vino tinto vinificado en lagares de piedra del s. XII situado al lado de una de las viñas. Selección de uvas para su excelente calidad y vendimia manual en cajas.
Nota de cata: vino limpio brillante con capa. Color rojo rubí. Gran intensidad aromática. De gran viveza y fresco. Con gran complejidad aromática, encontramos notas de frutas maduras, moras y ciruelas secas. Aromas florales, violetas y rosas; aromas especiadas: pimienta, regaliz y notas balsámicas como el romero que le dan un punto de frescor. Todo acompañado de un fondo mineral que le aporta personalidad. En boca, es un vino con estructura, redondo, amable, fresco, equilibrado y sedoso. Postgusto largo. Ideal para tomar con asados, carnes rojas, quesos curados y platos de caza.